Meditacion para el Cuerpo Radiante

Meditacion para el Cuerpo Radiante

febrero 3, 2017 0 Por Manjeet Kaur

Esta extraordinaria meditación debe hacerse con gran precisión. Asegúrate que el mudra de las manos y la posición de las mismas sobre la cabeza se mantienen correctamente.

Se trata de pura vibración de luz, una luz que envuelve nuestra Aura y Cuerpo Sutil. Según la tradición yoguica se extiende por un radio de dos metros y medio entorno a nuestro cuerpo físico. Su dimensión, su fortaleza y su brillo dependen de nuestro estado de conexión, en primer lugar con nosotr@s mism@s y de ahí  con las energías del Universo.

Por eso su lema es “Todo o Nada”. El poder del Cuerpo Radiante tiene que ver con la palabra Compromiso. Si este Cuerpo está fuerte, respetarás tu palabra sean cual sean las circunstancias, y te comprometerás con algo hasta llevarlo a cabo.

Si, al contrario este Cuerpo está débil tendrás muy poca capacidad de decisión, huirás de los compromisos y de cualquier tipo de responsabilidad… Un Decimo Cuerpo débil hace que, aunque te comprometas con algo, no llegues luego a completarlo, y hace que la persona esté en la constante duda de si hacer o no hacer algo. Estas dudas vienen de una profunda inseguridad interna, de miedo al fracaso.

Si una persona duda en actuar es porque tiene miedo, Y existe un sólo, gran miedo, detrás de todos los miedos: el miedo a la muerte.

Por eso trabajar el Cuerpo Radiante es desarrollar el Valor, la capacidad de ir más allá de los temores y superarse. Cuando ya lo hayas hecho una vez, será más fuerte la vez siguiente.

El número 10 es el número del guerrero, de la lucha. Por eso una de las posturas recomendadas para trabajar este Cuerpo es la postura del Arquero, una postura que trabaja todo el sistema nervioso y aporta una gran claridad mental.

Si has nacido en Octubre, o los días 10, 19 y 28 del mes tienes trabajo pendiente con este cuerpo.

Cuando el Cuerpo Radiante está en equilibrio no hay dudas, no existen indecisiones. Se valora el aspecto positivo y negativo de cada situación y se toma una decisión, que se lleva a cabo con una acción. Y se aceptan plenamente las consecuencias de esta acción, sin remordimientos y sin culpas. Esta es la actitud de un guerrero, consciente que los errores son una gran herramienta de aprendizaje.

Mientras cantas el mantra Ik Acharee Chand, escucha cada palabra con gran atención, proyectándote desde el quinto chakra, vibrando el sonido como Naad. Esto potenciará y expandirá tu Cuerpo Radiante. Este es un mantra muy, pero que muy poderoso. Dicen que si lo  recitas correctamente, te dará el poder de que cualquier cosa que digas sucederá. Cuando cantas este mantra, tú tienes el poder de superar lo que sea. Es un mantra que otorga mucho poder y mucho valor: cántalo cuando sientas que te estás enfrentando a un gran desafío, te conectará con tu fuerza.

Yogui Bhajan dijo que éste era el mantra de la paz y la sanación. Es capaz de atravesar todos los bloqueos y la negatividad.

Cuando el Cuerpo Radiante está en equilibrio no hay dudas, no existen indecisiones. Se valora el aspecto positivo y negativo de cada situación y se toma una decisión, que se lleva a cabo con una acción. Y se aceptan plenamente las consecuencias de esta acción, sin remordimientos y sin culpas. Esta es la actitud de un guerrero, consciente que los errores son una gran herramienta de aprendizaje. Con un Cuerpo Radiante fuerte nuestra presencia comunica satisfacción, plenitud y consciencia.

Postura:
Siéntate con la espalda recta, forma un arco con los brazos sobre la cabeza, con los dedos entrelazados y las palmas hacia abajo, las puntas de los dedos hacia abajo.

La barbilla ligeramente entrada y los brazos estirados atrás y ligeramente hacia abajo, hasta que las manos queden por detrás del cuello, los pulgares se extienden por detrás de ti.

Mantra:

Ajai Alai – Invencible, Indestructible.
Abhai Abai – Sin miedo, En todas partes.
Abhoo Ajoo – No formado, No nacido.
Anaas Akaas – Imperecedero, Etérico
Aganj Abhanj – Irrompible, Impenetrable.
Alakkh Abhakkh – Invisible, Libre de necesidades.
Akaal Dy-aal – Inmortal, Compasivo
Alaykh Abhaykh – Indescriptible, Despojado.
Anaam Akaam – Sin identidad, Libre de deseo.
Agaah Adhaah -Impenetrable, Indañable.
Anaathay Pramaathay – Sin maestro, Destructor de todo.
Ajonee Amonee – Más allá del nacimiento, Más allá del silencio.
Na Raagay Na Rangay – Más allá del amor, Más allá del color.
Na Roopay Na Raykhay – Más allá de la forma, Más allá de la figura.
Akarmang Abharmang – Más allá del karma, Más allá de la duda.
Aganjay Alaykhay – Inconquistable, Indescriptible.

Tiempo:
De 11 a 22 minutos como máximo

Para Finalizar:
Inhala profundamente, retén el aire y estira los brazos muy arriba, manteniendo los dedos entrelazados. Exhala con fuerza. Repite 2 veces, sacude las manos y relájate.